Loading
Ediciones Anteriores


Copie el link correspondiente para su Lector de RSS
Capital Federal
Jueves 17 de Agosto de 2017

Política

Osvaldo Jaldo, el testimonial honorario

27 de Junio de 2017 | 17:52 hs.

El vicegobernador de Tucumán volvió sobre sus pasos. Los números, que complican al oficialismo para las próximas elecciones, lo llevó a encabezar la lista para intentar producir el efecto arrastre. Pero, sus contradiciones reiteradas lo dejan expuesto a tener que dar explicaciones incómodas en el momento menos oportuno. (Ana María Spontone)

  • Imgenes[0]

"El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad" (Aristóteles)
La política, hace mucho tiempo, que ha perdido su base natural de sustentación. Los partidos políticos, por esa conveniencia perversa de la manipulación del poder, han dejado de ser los órganos que conformaban esa unidad estructural, dónde se discutían las ideas, estrategias y la planificación de las acciones partidarias, para pasar a ser un "club privado" cooptado por los privilegiados de turno, dónde la decisión pasa a ser un derecho exclusivo de pocos, dejando al margen a las mayorías expectantes, quienes son simples espectadores obedientes  de lo que resuelvan los mandamás en cuestión. Tal es así que, esa modalidad tan distante de los principios que se dice representar en la vida democrática y republicana, ha ido imponiéndose de una forma tan arrolladora que, salvo raras y pequeñas excepciones, ha sido adoptada por todas las corrientes políticas de la vida argentina.

El peronismo, el más gravitante en la sociedad, ha sido un adelantado del nuevo sistema impuesto. Valiéndose de sus características tan singulares de conformación y de su tan mentada "verticalidad" ha logrado en la práctica, consolidar su prevalencia, para dejar en el recuerdo la existencia de las añoradas unidades básicas. Tucumán, provincia peronista, si las hay, no ha sido la excepción a la transformación. Sobre todo, en los doce años en que el "kirchnerismo" ha marcado el rumbo de los procedimientos a seguir. Y hoy, por si alguien cree que hay visos de cambio, el cierre de listas para las próximas PASO, ha ratificado plenamente la utilización del método. Los precandidatos de Unidad Ciudadana, con cruces de llamados, incluídos, con Buenos Aires, han sido resuelto por un puñado de personas que buscan conservar, ante todo, el atesorado espacio de poder. Los partidarios, bien gracias.

Ajustándose al uso y costumbre implementado, el vicegobernador de la Provincia, CPN Osvaldo Jaldo, en 48 horas, dio un golpe de timón inesperado en la conformación de la lista del oficialismo y resolvió encabezarla, con la gran excusa o no, de brindarle mayor representatividad con vistas a la disputa en marcha. Pero, más allá del análisis puntual que amerite la cuestión, lo llamativo de Jaldo, son sus vaivenes desconcertantes, a lo largo de estos últimos 14 años militando oficialmente en el poder tucumano. Esto, teniendo en cuenta sus dichos y sus hechos que, a la hora de exponerlos, no hablan bien de él en cuanto al valor de la palabra.

En Enero de 2003, el hombre de Trancas, enrollado con la preparación de la interna para suceder al entonces gobernador, Julio Miranda, salió a pegarle malamente a quién luego sería su jefe indiscutido, José Jorge Alperovich. Sobre él, dijo: "Si Alperovich cree que su discurso es crítico, lo que realmente hace es una autocrítica, ya que fue parte del Gobierno". Claro, Alperovich había salido a exponer las debilidades de gestión de Miranda, de quién había sido su ministro de Economía. Curioso, pero cierto. Luego, prosiguió: "los grandes problemas que tuvimos que padecer y que solucionar en materia económica fueron generados por su paso en el Ministerio de Economía, y luego por su sucesor (Joaquín Ferre)". Sin dejar de recordar "la emisión indiscriminada de bonos, cuyo desagio es la consecuencia, y la cuenta única".

En Octubre de 2013, antes de ser elegido diputado nacional, Jaldo había prometido cumplir plenamente con la responsabilidad que el voto le había asignado. Más, en esa oportunidad, afirmó: "Tomo esta candidatura con la máxima responsabilidad. Es mucho lo que se ha hecho y el desafío es seguir construyendo este Tucumán de cara al futuro". El 04 de Diciembre, en el recinto de la Cámara baja, le puso la rúbrica a su promesa y juró ante la Biblia, pero con un ingrediente muy contundente, reivindicando de pleno a quién, 10 años antes, había criticado duramente: "Juro por Néstor y Cristina Kirchner y por el mejor gobernador de la historia de la provincia de Tucumán (José Alperovich)”. El entusiasmo le duró lo que dura el receso parlamentario nacional. Los primeros días de marzo del año siguiente, Jaldo estaba jurando como ministro del Interior del gabinete provincial.

Hoy, Junio de 2017, ya con su precandidatura al hombro, el vicegobernador vuelve a prometer con renovados brios, acerca de lo que va a hacer, en caso de ser elegido nuevamente diputado nacional. Afirmó que tomará licencia en la Legislatura provincial y que, firmará un Compromiso Público para garantizar que asumirá su banca el 10 de diciembre próximo. Y no contento con eso, agregó: "Vamos a jurar en el Congreso para defender los intereses de los tucumanos". Nada diferente a lo que hizo en 2013. Lo único que olvidó de garantizar es que, cumplirá con los cuatro años en la banca, en caso de obtener el escaño. (Ana María Spontone)

                                                                                                                                                                                                                                





      
| Enviar | Tamaño Texto





Suscrbase para recibir las ltimas noticias
Email

Votar a los 16. ¿Presas K?
SENADORA NACIONAL LAURA MONTERO
Democracia y Tortura
SENADOR NACIONAL EUGENIO NITO ARTAZA
Centro de Estudiantes. Adoctrinamiento
Dip Nac María Inés Pilatti Vergara
"Parodia Consejo del Salario"
Diputado Nacional Claudio Lozano

El Gobierno debe intervenir para solucionar los saqueos?










EMPRESAS QUE NOS ACOMPAÑAN

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.