Loading
Ediciones Anteriores


Copie el link correspondiente para su Lector de RSS
Capital Federal
Lunes 29 de Mayo de 2017

Política-Juan C Fernández

El Gobierno y su fuerte dependencia parlamentaria

18 de Marzo de 2016 | 18:56 hs.

  • Imgenes[0]
  • Congreso Nacional-DiputadosCongreso Nacional-Diputados

El debate de la Ley para la Cancelación de la Deuda en Cesación de Pago en la Cámara de Diputados de la Nación puso blanco sobre negro en cuanto a cómo será, de aquí en adelante, el funcionamiento, discusión y decisiones en el Cuerpo de la Cámara baja. El dominio absoluto del Frente para la Victoria que marcó a fuego su predominio en los últimos doce años de la gestión kirchnerista, salvo el breve período en el que el Grupo A (conglomerado de la oposición) tuvo su oportunidad de interrumpir el ciclo, indudablemente, pasó a ser un recuerdo para los que todavía defienden a ultranza el modelo impuesto por el matrimonio Kirchner-Fernández. La deserción de muchos de sus soldados, luego de la derrota electoral de 2015, como así también de aliados que parecían fieles adherentes, expuso de una manera por demás evidente, la realidad con la que deberá convivir, por lo menos, en los próximos dos años.

Sin lugar a dudas, la resistencia prometedora de “La Cámpora” no alcanza para resistir el avance arrollador del oficialismo y sus amigos en pos de lograr los objetivos más mediatos como inmediatos  para poder contar con las herramientas necesarias que le posibiliten una gestión con menos sobresaltos y urgencias que las expuestas hasta el momento. Lo escuchado en el recinto, durante casi 20 horas de debate, no dejó ninguna duda  cuáles serán las posiciones a defender  y de qué manera, de aquí en adelante. El oficialismo es consciente que tendrá que ser muy prolijo y cuidadoso en cada paso que pretenda dar, no engolosinarse con el sabor de la primera victoria. Sus compañeros de ruta, no serán aliados incondicionales. Siempre tendrán al alcance de la mano la moneda de cambio para hacer efectiva la presencia decisoria. Siempre existirá un precio latente que atender. Algunos más cotizables que otros. Con el correr del tiempo se acomodarán las cargas, o porque no, surgir nuevos rumbos.

Lo expuesto en el debate por cada sector, marca con meridiana claridad cuáles son las intenciones y propósitos a alcanzar en este inicio donde se mostraron las primeras cartas. Un ejemplo claro de ello fue Diego Bossio, el ex titular del ANSES, durante la mayor parte del gobierno k, quien, impensadamente, tomó la determinación de correrse de la compañía de sus viejos compañeros, para pasar a ser una importante apoyatura (estratégica y política) para el gobierno de Mauricio Macri. Tal es así que, en la primera parte de su exposición como diputado, a Bossio no le tembló la voz para dejar establecido su renovado pensamiento en la política:   “Nosotros entendemos que tiene que haber un nuevo capítulo a cerrar en la Argentina. No creemos que esto venga a resolver los problemas del país, ni que sea tan lineal que si baja un punto la tasa de interés, automáticamente haya beneficios para los argentinos. Creemos que hay que resolverlo, simplemente, porque hay que empezar a solucionar otros problemas prioritarios en la Argentina, que tienen que ver con la industrialización, el trabajo, la inclusión, los trabajadores y el impuesto a las ganancias, los jubilados y con ordenar las prioridades, que en definitiva es la verdadera esencia o desafío de la política. No apostamos al fracaso. Quien apuesta al fracaso, en definitiva, está apostando no al fracaso de un gobierno sino al fracaso de todos. Así nos decía Néstor Kirchner hace unos años, hablando del primer canje, porque había muchos que apostaban al fracaso.

          Yo creo que, de una vez por todas, los argentinos tenemos que encontrar la manera de tener puntos de coincidencia. No podemos vivir en contradicciones permanentes. Las luchas civiles que hubo en la Argentina fueron por espacios de poder, no efectivamente por un proyecto. Tenemos que encarar un verdadero proyecto que nos una a todos. Tenemos que resolver las cosas que haya que resolver para efectivamente poner un horizonte muy amplio para la Argentina que queremos. Hasta inicio de los años 70 un argentino se podía comprar un auto, la casa, enviar a sus hijos a una escuela que era de calidad y a una universidad orgullo de todos los argentinos. Somos el único país de América Latina que tiene premios Nobel en ciencia surgidos de la educación y la universidad públicas”. Para remarcar luego:   “Ahora bien, no podemos retroceder. Tenemos que dar a nuestro país nuevamente la posibilidad de que un argentino tenga un trabajo y un ingreso dignos, su casa y una educación de calidad. Para eso necesitamos seguir dando pasos para adelante. Podemos confrontar ideas y proyectos, pero por encima de los intereses y colores partidarios, de intereses políticos o de la especulación política, tenemos que poner los intereses de la patria. Por eso hemos discutido, porque creemos que tenemos una responsabilidad, y hemos pedido un informe sobre dieciséis puntos al Poder Ejecutivo. Entendemos que estas cosas hay que tomarlas con mucha prudencia y responsabilidad”. Una clarísima declaración de propósitos que los distingue y separa del consecuente pensamiento que enarbola el kirchnerismo en su conjunto"
.

Otra de las sorpresas que dejó el debate inaugural en el Parlamento, fue lo expuesto por Máximo Kirchner, quien más allá de su inexperiencia política, no deja de ser el reconocido conductor de “La Cámpora”. Su aporte, lejos estuvo de situarse en la vereda de confrontación que denotaron los mensajes de Wado de Pedro y Andrés “El Cuervo” Larroque. Su “no pondremos palos en la rueda. Sólo les pedimos que negocien mejor. Si son mejores que nosotros, demuéstrenlo”, expresó el hijo de Cristina, ante la mirada incrédula, hasta azorada de muchos de sus admiradores de bancada. Y no era para menos. Uno de sus alfiles, Larroque, horas antes había sido duro y confrontativo como siempre: “El día 10 de diciembre, después de ese mini golpe cautelar llevado adelante por el partido judicial, el presidente electo fue muy claro al elegir su forma de juramento. Eligió jurar excluyendo la palabra patriotismo y dijo hacerlo con lealtad y honestidad. Y lo está cumpliendo: es honesto y leal a los intereses de los grupos económicos, y fundamentalmente, a lo que se comprometió durante su campaña electoral que es cumplir con Griesa y con los fondos buitre.

 Quizás los equivocados aquí sean otros. Mauricio Macri y el PRO, que es un bloque de 41 diputados, son absolutamente coherentes. Lo que tendríamos que empezar a analizar son las conductas que se verifican en las peripecias discursivas que vienen dando los representantes de los otros bloques. Digo que Macri es coherente porque ha defendido esta capitulación frente a Paul Singer y a los buitres, apretando a gobernadores, intendentes y diputados, apretando a la sociedad entera hace 48 horas con el anuncio del Apocalipsis. Evidentemente, sus palabras tuvieron efecto porque ha construido el quórum con muchísimos diputados que se han expresado en contra de esta iniciativa, pero que han venido a dar quórum y dicen que la van a votar. Entonces, con el correr de los días iremos conociendo qué es lo que pasó para que den quórum y voten a favor de este proyecto de ley que es vergonzoso y que deshonra el mandato con el que el pueblo los ha ungido. Esto es lo que está ocurriendo hoy y nosotros sabemos y conocemos lo que han significado estos aprietes. Quiero decirlo porque ha pasado en nuestro bloque, con compañeros diputados, con un compañero intendente en la reunión de intendentes de las capitales ?veo acá a compañeros de Tierra del Fuego? a quien le dijeron “tus dos diputados tienen que votar”. Esto lo dijeron el ministro Frigerio y otros funcionarios. Este es el manejo: si querés obras, tenés que votar esta capitulación. Ante esta situación, el compañero Walter Vuoto, dignísimo intendente de Ushuaia, respondió que no eran “sus” diputados, sino  diputados del Frente para la Victoria, que tienen la conducción de Cristina Fernández de Kirchner, pero sobre todo, diputados que responden al mandato del pueblo argentino honrándolo”
.

Otro de los discursos que separó bien las aguas, entre propias y ajenas, además de hacer una síntesis de los principales acontecimientos de la Argentina, sobre todo desde el abandono del gobierno por parte de la Alianza. Y de cuáles serán las pautas sobre las que se establecerán los acompañamientos futuros, estuvo en la vocera del Frente Renovador, Graciela Camaño, que con precisión y contundencia evitó cualquier ilusión triunfadora que pueda albergar el interbloque Cambiemos u otro sector que se considere protagonista de decisiones vitales para la historia del país: “En 2001 152 los bonos argentinos entraron en default. En febrero de 2002 ese presidente que todos elegimos para que fuera a resolver la crisis –el doctor Duhalde? firmó el primer decreto, que llevó el número 256, para encaminar al país en la búsqueda de una solución. Por medio de esa norma se facultó al ministro de Economía para que comenzara a desandar el camino del desastre económico y financiero en el que estaba la Argentina por responsabilidades varias. Todos somos responsables. Después vino la historia que conocemos: un equipo económico que se heredó y un equipo que en 2005 dio el puntapié inicial de lo que se denominó el desendeudamiento de la República Argentina.

 Por supuesto que quedaron bonistas afuera y en 2010 otra vez se intentó volver a tratar el tema de la deuda. En este punto quiero rendir homenaje a nuestro querido compañero diputado mandato cumplido Lozano, que es una lástima que hoy no esté sentado en estas bancas representando a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Desde su banca él nos gritaba denunciando el negociado de la deuda de 2010 y la financiera Arcadia. Lo que ocurrió fue que en 2010 el canje fue espurio. Había sospechas de corrupción y existe una causa al respecto. Luego hubo instancias en las que el gobierno anterior tuvo oportunidad de resolver este problema. Entre 2010 y 2012 desaprovecharon un momento en el que no había fallo, porque como bien dijo el miembro informante de mi bloque había una hoja de ruta, pero no se siguió la hoja de ruta que el doctor Lavagna y su equipo dejaron en el gobierno.

 Es cierto que se requiere de la voluntad política del elegido por el pueblo, pero además el equipo económico y técnico?financiero, así como su solvencia y decencia para resolver los problemas de la Argentina. En esa misma propuesta planteamos el tema de la comisión bicameral compuesta por técnicos de todos los partidos políticos, porque por una cuestión operativa cada bicameral que creamos no resulta lo suficientemente eficiente. Lo que hizo el oficialismo con esa bicameral fue algo increíble: le dio 180 días de vida.

Nosotros tenemos trayectoria y creemos que lo que hoy estamos haciendo es sacar a la Argentina del Veraz. (Aplausos en las bancas.) Solamente estamos intentando pagar un juicio que perdimos; ninguna suspicacia más. El desendeudamiento debe quedar claro en el andamiaje legislativo. Es un tema en el que participamos todos los bloques porque acompañamos esa decisión como órgano del Estado. Que acá nadie se lleve el mérito. También tuvimos una sesión maratónica desde el primer momento para desendeudar al país. Nosotros no nos compramos el discurso de “patria o buitres”, pero tampoco compraremos el discurso de Cambiemos de “esto o el abismo”, porque esa frase también la dijo la presidenta saliente cuando quiso resolver el tema del Club de París.

Como bien se dijo, entendemos que hubo una elección ?que la ciudadanía decidió que fuera en tres tiempos? en la que los ciudadanos se tomaron el trabajo de construir esta integración del cuerpo, y decidieron quién es el presidente. Comprendemos las urgencias de quien ha sido electo presidente por el pueblo, y creemos que al no presentar un programa económico quizás el gobierno considere importante la resolución del endeudamiento para encauzar la situación. Ahora bien, como lo expresó la diputada Rucci, queremos decir a los integrantes de Cambiemos que también pensamos que hay otras urgencias. Con este acuerdo no vamos a bajar la inflación; sabemos que es un drama y que hoy es del 38 por ciento. Nunca va a haber crédito si seguimos sosteniendo esta situación. Queremos discutir el impuesto a las ganancias pero no estamos de acuerdo con que se nos hable de “ventajitas”. Tenemos la legitimidad que nos dieron nuestros votos para concurrir a este recinto de la Cámara de Diputados a plantear nuestra agenda, tal como lo hacen todos y cada uno de los bloques.

Esto es así, señor presidente, y lo reitero, no por la gracia divina de alguien que decide que todo ha cambiado, sino porque los ciudadanos argentinos, cuando votaron, construyeron esta composición del cuerpo, en donde vamos a tener que hablar. Un día vamos a votar con unos y otro día votaremos con otros, si lo que está en juego es el interés supremo de la Nación, pero fundamentalmente, si lo que está en juego es el interés del pueblo de la Nación”
.

Los 165 votos a favor contra los 87 opositores que posibilitaron la media sanción de la Ley, le aportaron al Gobierno la confianza que necesitaba en este paso crucial. Tal es así que ahora, cuando en el Senado se discute lo hecho en Diputados, el camino parece allanado. Con un amplio apoyo de los gobernadores, salvo Santa Cruz, quienes conocen, como nadie, la situación en las que se encuentran sus economías devastadas por las deudas y falta de recursos para responder a los reclamos sociales inmediatos, por citar a Santa Cruz y Ushuaia, las provincias más críticas en este aspecto.

El paso del equipo económico del gobierno, los mandatarios provinciales, empresarios y sindicalistas (con ausentes importantes) por la Cámara alta, fue más que satisfactoria para las huestes del oficialismo, para albergar con optimismo la sesión que definirá la aceptación del Parlamento a la Ley propuesta para arreglar con los Fondos Buitres y normalizar la millonaria deuda en ciernes.

El Gobierno dependerá, en gran medida, la mayor parte de este año, del humor que prevalezca en el Congreso de la Nación. Sabe que su andamiaje político estratégico  durante los dos primeros años, debe y deberá estar sustentado por las leyes prioritarias que marcarán su suerte y futuro de gestión.


 


      
| Enviar | Tamaño Texto





Suscrbase para recibir las ltimas noticias
Email

Votar a los 16. ¿Presas K?
SENADORA NACIONAL LAURA MONTERO
Democracia y Tortura
SENADOR NACIONAL EUGENIO NITO ARTAZA
Centro de Estudiantes. Adoctrinamiento
Dip Nac María Inés Pilatti Vergara
"Parodia Consejo del Salario"
Diputado Nacional Claudio Lozano

El Gobierno debe intervenir para solucionar los saqueos?










EMPRESAS QUE NOS ACOMPAÑAN

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.