Loading
Ediciones Anteriores


Copie el link correspondiente para su Lector de RSS
Capital Federal
Lunes 29 de Mayo de 2017

Abel Pintos en Concierto

¡Te amo chiquilín..!

01 de Febrero de 2013 | 00:55 hs.

  • Imgenes[0]

 En mis años de ejercer esta profesión de periodista, no recuerdo haberme conmovido -sin preaviso alguno- de la manera casi inexplicable que ahora me sucede cada vez que escucho a este jóven de maravilloso talento, como es Abel Pintos. Y eso que tengo, a lo largo de mi existencia, una extensa lista de nombres, obras, hechos y acontecimientos que podrían haberme puesto en el, a veces incómodo para todo tipo, derecho a emocionarme. Porque los tipos somos así. Resistimos a más no poder a mostrarnos frágiles ante los demás, quizás por esa mal habida enseñanza cultural que traemos casi desde la cuna: "un hombre no llora". Y así nos va. Pero por suerte la vida, en algún momento, nos ofrece esas oportunidades para disfrutarlas así como llegan, porque si no somos capaces de ejecutar esos brotes inesperados de nuestra profunda intimidad, poco podremos conocer sobre nuestra integridad.

Ya venía con mi descubrimiento personal sobre las actitudes asombrosas del flaco, desde aquella noche de Jesús María. Y fue tal el impacto que había experimentado, que me propuse a no perderme lo que podía ser la de Cosquín. Festival que conozco bien de aquellos años de gloria e historia para varios personajes del canto popular. Pero esta noche iba a ser distinta a esas conocidas que supe compartir con mis amigos de aquella juventud, ya lejana. Lo que originó Abel en la casi hora y cuarto que duró su concierto, fue "descomunal". Y de eso, precisamente, me dieron ganas de escribir.

Desde el momento mismo en que apareció con su bombín adornando esa desprejuiciada y casi angelical humanidad, el Atahualpa Yupanki pareció transformarse en una increíble caja mágica, desde dónde comenzaron a brotar los duendes del encanto que iba envolviendo, inevitablemente, a la multitud que no podía dejar de manifestar su éxtasis total.

No canta parecido a nadie. El mismo lo dice. Y vaya si tiene razón. Además, para cantar así, hay que tener mucho más que cualidades y ganas. Me atrevo a asegurar que, "es único". En ese mismo instante me nacieron reflexiones, preguntas, y conclusiones que pueden parecer irreverentes, pero que no lo son. Los vuelos de Picasso deben haber sido así de deslumbrantes para transformar tanta realidad en asombros inimitables. La locura atribuída a Dalí, que en definitiva era la genialidad de su perspectiva arrolladora para seducir sin explicación posible, ¿habrá sido su pincel más preciado?. ¿Será nomás el "Ángel de la vida" que vino a brindarnos el sosiego necesario para darnos cuenta que en la simpleza más absoluta y humana están las respuestas que buscamos a diario?.

Las poesías de sus horas se deslizan armoniosamente por su cuerpo, cómo dibujando cada secuencia del mensaje. Sus manos, con la paciencia de la esperanza de siempre, van prolongando sus brazos, alas de sueños, en busca de las estrellas que cobijan su imaginación. Su voz no responde a la sostenida lógica de repetir los paisajes. Tiene la absoluta y hermosa irreverencia de sorprender con los tonos más ocurrentes que le nacen del alma, tal es así que sus fraseos salen a jugar con el río por los laberintos de la libertad.

Abel no canta parecido a nadie. Canta con el goce de su espíritu en paz, y con el agradecimiento que siente por su gente, ese que lo hace achinar sus párpados para que su boca no pueda disimular tanta felicidad. La misma que Dios le delegó para ofrecerla como taréa en cada escenario.

Quién pudiera descifrar, en pocas palabras, el secreto de su inagotable fuente de tanta ternura. Se me ocurre que sería como querer explicar con palabras lo que se siente al recibir El Beso de la mujer que se espera y se amará por siempre. Debe ser como tener La Llave que abre las puertas imaginadas del cielo, y buscar el Sueño Dorado de la dicha que el sol escondió pícaramente detrás del Cactus, para hacernos luchar por su merecimiento.

Abel no tiene ninguna intención de que no se sepa que le canta al amor. Parece decirle No me olvides. Yo quiero estar con vos, siempre. Estar Solo no se me ocurre, siquiera. Por favor, no deseo ser un Peregrino en búsqueda del abrigo que me cubra del rocío de la indiferencia. Todo está en vos, amor. Nadie podrá brindarme el abrazo protector de la fe, como vos. Aunque sea quiero escuchar Tu voz, la que convierte a mi corazón en la Bella flor de mi vida. El amor no es una Aventura, por algo, cuando se marcha, no se lo deja de extrañar, más allá del tiempo. Si hasta llega a convertirse en un grito que estremece el dolor. Casi cómo el del inca del Antigal.

El sabe que tiene su misión, y así va haciendo su camino, y su Revolución en todos los caminos, será cantando una canción.

Espero haber estado a la altura del merecimiento de su obra y del reconocimiento que multitudes tienen por él. Nada más que por eso, el título de esta nota tiene la síntesis perfecta de tres palabras que una adolecente lanzó esa noche y que  representa a todos ustedes: "Te amo chiquilín..."

Escuchar entrevista completa a Abel Pintos en "Te soy Franco"

Juan C Fernández


      
| Enviar | Tamaño Texto





Suscrbase para recibir las ltimas noticias
Email

Votar a los 16. ¿Presas K?
SENADORA NACIONAL LAURA MONTERO
Democracia y Tortura
SENADOR NACIONAL EUGENIO NITO ARTAZA
Centro de Estudiantes. Adoctrinamiento
Dip Nac María Inés Pilatti Vergara
"Parodia Consejo del Salario"
Diputado Nacional Claudio Lozano

El Gobierno debe intervenir para solucionar los saqueos?










EMPRESAS QUE NOS ACOMPAÑAN

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.

Loremi psum dolor sejnman dkaenma ekm.